Circo Dragon XEMPA 'Mexico; tradiciones, vida y muerte'

   

XEMPA. México; tradiciones, vida y muerte.

Sinopsis:

El viento del Sur sopla sobre la planicie. La silueta sobre un pedestal se delinea en el horizonte, cae el Sol en el centro de la plaza. El cielo magenta se torna gris.
Golpes de tambor resuenan en los danzantes. Agradecen al Gran Espíritu por los cuatro rumbos. la doncella se arregla para el sacrificio, tendrán buena cosecha y prosperidad en el reino.

Se escucha el Tam- tam de los pies, y los latidos, sobre la Madre Tierra.
Los cantos de los hombres se mezclan en uno solo.
El tlatoani va a enterrar el cuchillo en el pecho de la joven para sacar el corazón palpitante y evitar que el universo se detenga.
María despertaba. Estaba en su habitación de la hacienda, bañada en sudor, agradecía al cielo al reconocer su cuarto, donde forjaba su artesanía, y sus herramientas. Estaba viva aún. Sin embargo su pecho se aceleraba al recordar las palabras de los doctores.
Se miraba en el espejo, reclamando a un cuerpo infiel por la traición que le jugaba, La vida se escapaba en un segundo: “la muerte llega sin pedirte parecer”. Alucinaciones van y vienen, con cabeza de azúcar y cuerpo de esqueleto unos seres festivos la empujan y la asedian. Son los fantasmas del miedo.
Como un títere la hacen bailar movida por hilos invisibles. Machicuepas y colgadas la columpian por los aires.

Su corazón sufría una terrible enfermedad. Buscaba la medicina en su canasta, la descubría para comerla y recuperar el aliento.
María llegó a la plaza, allí todo era vida, la alegría y la diversión. Algunas personas estaban vendiendo fruta aquí, flores por allá. El borracho de la esquina se balanceaba, tal como el mundo de María. Sintió lástima por él, por ser infeliz. El hombre sacó una botella de tequila y le ofreció.

La alegría ficticia de los dos contagia a los demás comensales.
La Pelea de gallos comienza. Una vez más es la lucha entre la vida y la muerte. María

sintió escalofríos y palpitaciones.
Ahora ella ve diablillos con antorchas de fuego. Espíritus chocarreros se burlan de su desgracia,

Siente escalofríos al escuchar a esa mujer detrás de ella: "La llorona", Se le acerca, ella es quien se ha estado preguntando durante siglos, a todos en nuestra tierra, busca y no encuentra. Es un alma que se queja por ser una mala madre, pues ha perdido a sus hijos.

María se siente así, como un niño perdido, que sucumbe a su mala suerte.
María es artesana, con papel y barro forja
los alebrijes; Una iguana con cola de pájaro, el jaguar cuerpo de águila, serpientes emplumadas. María se siente en un mundo mágico. Los alebrijes cobran vida y saltan por los aires con sus juegos

acrobáticos.
La danza aérea le conmueve, Las criaturas pueden volar, expandirse a través del espacio y tocar el confín del universo. Tal como ella quisiera despojarse de un cuerpo infiel.
Muy corto es su sueño. Un hombre joven la cautiva; ella le da su confianza y se entrega con pasión. Pronto descubre su fría máscara. Él no es su enamorado, sino el espíritu de las tinieblas, quien la controla con su poder.

María cae vencida. Su corazón ha dejado de latir; los planetas dejan de girar en sus órbitas. Todo el universo se congela.

María se encuentra en una crisálida, emerge de ella como un ave fénix. Aparece como un ángel de luz.

Ahora surge el canto de la Catrina frente al público, la figura de 5 metros de alto, con un vestido elegante y un gran sombrero de pluma, abre sus enaguas y de ahí descubre una lotería:
Los personajes de la lotería saltan al escenario riéndose y festejando: El borracho, el diablo, la calaca, El
alebrije, el músico, el gallo. La vida se restaura en un ciclo sin fin.

El caracol sagrado cantaba a lo lejos, soltando su sonido a los cuatro vientos...

Ficha Tecnica:

Artistas: 12

Staff: 6

Duración: 80 min

Montaje Tecnico: 6 horas